Relájate con un buen vino… sobre tu piel

Después de un largo día o de una semana intensa, sólo quieres descansar. Llegas a casa, cansadísima, te tumbas en el sofá, pero no consigues relajarte, te sigue doliendo todo, necesitas algo más, algo que realmente te quite ese cansancio: ¿un masaje?

Si buscas algo no sólo que mejore las contracturas, sino que también te ayude a olvidarte de todo  te aconsejamos un masaje relajante basado en la uva: sí, como lo oyes, la uva. Tiene propiedades beneficiosas para nuestra salud y belleza de forma interna y externa, ya que te proporcionará una limpieza de la piel o bien llenarla de vitalidad, todo dependiendo del tratamiento.

La vinoterapia procede de Francia, donde se inauguró la primera Beauty farm de la mano de Mathilde Cathiard y Bertrand Thomas cerca de Bordeaux, pero fueron los italianos los que primero  acogieron estos hábitos.

Es uno de los tratamientos que se ha puesto de moda en los últimos tiempos. No es de extrañar, porque disfrutar de los beneficios del vino en tratamientos para el cuerpo es todo un lujo. Entre los famosos que han utilizando estos tratamientos están: Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas, Courtney Cox y Carolina de Monaco.

Existen varios tipos de tratamientos dependiendo de las zonas, en algunos sitios ofrecen vinoterapia combinada con agua gasificada para unos baños relajantes, o bien aguas termales con masajes de uva de Lambrusco o bien aplicaciones de mosto. Como veis hay para todos los gustos, pero todos ellos con el objetivo de relajarse y estar bellas con una piel más sedosa.

Algunos, los más modernos, dicen que la mejor cura para el estrés es un baño hidromasaje con agua termal y vino tinto para seguidamente sucumbir ante los encantos de un masaje con vino caliente y extractos de semillas de uva. Suena bien, ¿No te parece?

En España, podráis disfrutarlos  en La Rioja.

La Hospedería del Vino es un pequeño hotel situado en Ábalos, cerca de un molino y rodeado de viñedos, sin duda, el ambiente ideal para envolverse en la cultura del vino. La especialidad del hotel son las sesiones de enomasaje, que es un masaje antiedad de lo más revitalizante.

El Señorío de Briñas está a 4 kilómetros al norte de Haro. Un palacete del siglo XVIII decorado en dos estilos, clásico y vanguardista. Para disfrutar de la vinoterapia tendrás que acceder a la parte baja, en la que además de una bañera de hidromasaje con cromoterapia tienes una sala en la que se ofrecen este tipo de tratamientos tan sofisticados.

El Señorío de Casalarreina está ubicado en un edificio que fue la casa arzobispal en el siglo XVI, se nota en la altura de sus techos y en sus muros. El mayor lujo que puedes tener es recibir el tratamiento de bioterapia en tu propia estancia, en la que también tendrás jacuzzi o bañera hidromasaje.

Los beneficios del vino tinto

Un equipo de investigación francés acaba de descubrir uno de los mecanismos moleculares por los que el vino tinto es beneficioso para la salud arterial. El responsable es un polifenol, la delfinidina, que según los científicos del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (INSERM) activa un receptor de estrógeno el cual a su vez produce óxido nítrico causante de la vasodilatación.

El estudio que se ha llevado a cabo en ratones estaba centrado en el análisis de los polifenoles presentes en el vino y ha sido publicado en Plos One. Según el director del proyecto, los ratones que no poseen este receptor estrogénico no se benefician de la disminución de la presión arterial producida por la delfinidina.

La delfinidina, una antocianina, es un pigmento natural de las plantas, en concreto proporciona el color azul a las violetas y el color azul-rojo de las uvas Cabernet-Sauvignon.  La delfinidina es además un potente antioxidante.

Los beneficios de consumir vino tinto con moderación son muchos. El vino, con un alto contenido en sustancias antioxidantes es beneficioso para el corazón, para el cerebro, protege contra el cáncer y ¿por qué no decirlo? también mejora el ánimo. El vino es capaz incluso de mejorar la libido femenina. El efecto de los polifenoles sobre la salud cardiovascular, y en especial los efectos de las antocianinas, se conocen desde hace tiempo, gracias a este nuevo estudio, ahora podemos concretar más.