Los beneficios del vino tinto

Un equipo de investigación francés acaba de descubrir uno de los mecanismos moleculares por los que el vino tinto es beneficioso para la salud arterial. El responsable es un polifenol, la delfinidina, que según los científicos del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia (INSERM) activa un receptor de estrógeno el cual a su vez produce óxido nítrico causante de la vasodilatación.

El estudio que se ha llevado a cabo en ratones estaba centrado en el análisis de los polifenoles presentes en el vino y ha sido publicado en Plos One. Según el director del proyecto, los ratones que no poseen este receptor estrogénico no se benefician de la disminución de la presión arterial producida por la delfinidina.

La delfinidina, una antocianina, es un pigmento natural de las plantas, en concreto proporciona el color azul a las violetas y el color azul-rojo de las uvas Cabernet-Sauvignon.  La delfinidina es además un potente antioxidante.

Los beneficios de consumir vino tinto con moderación son muchos. El vino, con un alto contenido en sustancias antioxidantes es beneficioso para el corazón, para el cerebro, protege contra el cáncer y ¿por qué no decirlo? también mejora el ánimo. El vino es capaz incluso de mejorar la libido femenina. El efecto de los polifenoles sobre la salud cardiovascular, y en especial los efectos de las antocianinas, se conocen desde hace tiempo, gracias a este nuevo estudio, ahora podemos concretar más.